Elegir entre el cielo y el infierno

By Alú Rochya - novembro 05, 2021


Los cines del mundo se aprestan a dar la bienvenida a la cuarta parte de la saga Matrix, iniciada en 1999. Esta vez llegará bajo el título The Matrix Resurrections y tendrá a Keanu Reeves nuevamente en el papel de Neo. Los anticipos del film prometen volver a desafiar nuestra comprensión de perspectiva, realidad, ilusión e varios conceptos intrigantes.

Para algunos, The Matrix es apenas una película más de ciencia ficción, una producción típica de la fábrica de sueños de Hollywood, pero para aquellos que aprecian la filosofía que sostiene la idea del guión se trata de una llamada wake-up, una convocatoria al despertar de nuestra conciencia.

Más allá de cualquier polémica, lo cierto es que, pasada un par de décadas del estreno, ciertas cosas que eran ficción en la película original se convirtieron en datos concretos de una realidad mundial caótica que, cada vez más, demanda definiciones, decisiones de fondo que le permita a la humanidad emerger de un sistema autista e insustentable basado en un libreto impracticable para la mayoría de las personas.     

El siguiente diálogo entre Morpheus, el líder espiritual y Neo, chamado "el elegido", parece reafirmar la sensación de que en el actual orden mundial hay algo que no funciona más, alguna cosa falló definitivamente y ya no tiene arreglo, especialmente después de la tempestad del Covid-19.

🎬
-Morpheus: ... ¿Crees en el destino, Neo?
-Neo: No.
-M: ¿Por qué no?
-N: No me gusta la idea de no ser yo quien controla mi vida. 
-M: Yo sé exactamente a lo que te refieres. Te voy a explicar porque estás aquí. Estás aquí porque sabes algo. Aun cuando no puedas explicarlo. Pero lo percibes. Fue así durante toda tu vida. Alguna cosa no funciona en el mundo. Tú no sabes lo que es, pero está ahí, como una espina en tu mente. Y eso te está enloqueciendo. Esa sensación te trajo hasta mí. ¿Sabes de lo que estoy hablando?
-N: ¿De la Matrix?
-M: ¿Te gustaría saber lo que es eso? La Matrix está en todo lugar. Es todo lo que nos rodea. Mismo ahora en esta sala. Tú puedes verla cuando te asomas a la ventana, o cuando enciendes el televisor. Puedes sentir eso cuando vas para el trabajo, cuando vas a la iglesia, cuando pagas tus impuestos.
-N: ...
-M: La Matrix es un sistema, Neo. Ese sistema es nuestro enemigo. Pero cuando estás adentro y miras a tu alrededor, que es lo que ves? Empresarios, profesorses, abogados, carpinteros. Las mentes de las personas que estamos intentando salvar. Pero esas personas todavía son una parte de ese sistema. Necesitas entender que la mayoría de esas personas no están preparadas para ser desconectadas. Y muchos de ellos son tan inertes, tan desesperadamente dependiente del sistema  que ellos hasta van a luchar para proteger el sistema. La Matrix es el mundo que fue colocado delante de sus ojos para cegarlos de la verdad.  
-N: ¿Cual verdad?
-M: Que tú eres un esclavo, Neo. Así como todo el mundo, tú naciste en cautiverio, preso en una celda que no puedes sentir ni oler ni saborear ni tocar. Una prisión para tu mente. Por desgracia, no se puede explicar lo que es la Matrix. Tú vas a tener que verla con tus propios ojos. Y esta es tu última oportunidad. Después ya no se podrá volver atrás. Si tomas la píldora azul, listo, es el fin de la historia. Despertarás en tu cama y creerás en lo que quieras creer. Si tomas la píldora roja te quedarás en el País de las Maravillas y yo te enseñaré hasta donde va la cueva de los conejos. Acuérdate, lo único que te ofrezco es la verdad. Nada más.🔸 

En esta hora del mundo en la que atravesamos una crítica e inquietante transición planetaria, el tema de la verdad es la clave de la vida, de tu vida, de nuestra vida, de la vida de cada uno de nosotros. Maestros, sábios, chamanes, brujos, filósofos, científicos, sanadores están intentando guiarnos para que podamos encontrar el camino de la verdad, aquel que nos saque de la insoportable ilusión de este sistema materialista-productivista-consumista que ya no va a ningún lugar, y nos lleve a otro nivel de conciencia y a otra vida, más simple, más armónica, más justa, más amorosa, más bella.

Ahora bien, alcanzar la verdad va requerir trabajo. Tal vez ya conozcas lo que aconteció con Facebook después que Frances Haugen, una experta en datos de 37 años, que trabajaba en esa empresa acusó al gigante de las redes sociales de haber mentido al público sobre los avances que hizo para frenar el discurso de odio y la desinformación en su plataforma, porque en lugar de ello priorizó sus ganancias. Toda polarización deviene en una mayor participación de las personas en la red y eso aumenta el público al cual se le puede vender publicidad y otros productos.

Facebook tampoco adoptó medidas para reducir dudas sobre las vacunas contra el coronavirus y era consciente de que Instagram perjudicaba la salud mental de las adolescentes y que un 13% de jóvenes admitió que el uso de esa red las hacía pensar en el suicidio.

"Había conflictos de intereses entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook", dijo Frances. "Y Facebook una y otra vez optó por optimizar para sus propios intereses, cómo ganar más dinero".

Si mirás a los ojos a Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook, difícilmente podrás encontrar la mirada de un ángel. Y tal vez sólo eso explique como fue que ese hombre nada esclareció sobre la gravísima denuncia y en su lugar redobló la apuesta y lanzó un proyecto para hacer de Facebook una red donde los usuarios jugarán a vivir una realidad paralela a la real realidad. Más ilusión, más engaño, más control de las personas, más millones de dólares para Zuckerberg en un mundo donde miles de millones de almas son sometidas al hambre, sin que eso le quite el sueño a los poderosos del planeta. .

Por eso, es bueno tener en cuenta que no serán los maestros guías quienes determinarán cuál es el camino que iremos a tomar. Los guías nos muestran por donde seguir, pero la decisión es enteramente nuestra, absolutamente personal. En el caso de Facebook, eres tú, soy yo, es aquel, quien debe decidir si se entregará o no a la alienacion del jueguito. Es la hora de la decisión de cada uno por sí y para sí. De la misma manera que en la película Matrix, lo que se nos presenta es una elección clave: de qué modo preferimos ver y vivir la vida? ¿Al final, qué vamos a elegir?

  • la entretenida ilusión o la cruda realidad
  • el cielo o el infierno
  • la fantasía o la verdad
  • la luz o las sombras
  • la ignorancia o la conciencia
  • el miedo o el amor
  • la empatía o el odio
  • la solidaridad o el egoísmo
  • la impotencia o la acción                   
                       
Como le sucedió a Neo en Matrix, la elección está ahí:  la píldora roja o  la píldora azul. Se elegimos la roja, nos zambullaremos en la realidad tal como ella es y comenzaremos a vivir en la verdad, de verdad. Con lo bueno, lo lindo y lo feo. Si elegimos la azul, decidiremos continuar viviendo en la ignorancia, en un mundo superficial, en una escenografía, en la hipocresía y el cinismo.

¿Elegiremos continuar siendo esclavos o ser libres?
 
¿Ángel o demonio?

¿Qué píldora prefieres? ✤

........................................................................................

  • Share:

Esto también puede interesarte

0 comments