El último exilio

By Alú Rochya - junho 27, 2024


Si un día en el camino de mi árdua caminada

se me pusiera al lado el ángel del consuelo

acompañando el ritmo cansino de mi paso

y guiñándome un ojo y abriendo una sonrisa

desplegase sus alas en un fraterno abrazo

y me hablase al oído bajito lento suave

como suelen revelarse los más duros secretos

y casi susurrándome dijera:

 

-Escúchame, escúchame

abre tu corazón para entender bien esto:

por todos los pecados de esta carne que arrastras

por todos los desvíos de tu vida tan única

por todos los engaños con los que te engañaste

por todos los errores e horrores cometidos

lo creas o no lo creas 

has obtenido un premio.


- Un premio???


- Sí, sí, un premio. 

Los maestros de arriba han decidido -unánimes,

compasivos y justos sensibles y amorosos-

exiliarte de todos los hombres de este mundo

ahorrarte, hasta tu muerte, el sufrimiento vano

de tantas necedades maldades injusticias

de tantos egoísmos de tantos desatinos

del miedo sin sentido del odio entre hermanos

en fin, de la miseria

humana y deshumana.


- Perdón... pero no entiendo...


- Sí ya sé te comprendo, déjame que te explique.

Han elegido, digamos, un tropical destino

una isla solitaria que es como un paraíso.

Allí estarás a solas con tu propio designio

no tendrás que buscar traidores ni enemigos

así como tampoco a quien echarle culpas

de lo malo y lo feo que te haya sucedido

al final si te dieron ese libre albedrío

fuiste tú el que eligió 

ese fuego 

aquel frío...


... Y en un atardecer -como siempre sucede-

te sentirás muy bobo y muy arrepentido

podrás llorar patalear putear a gusto 

sin curiosos ni espiones ni testigos. 

Ahí ya no habrá más vueltas ni autoconmiseración 

ahí el pan será el pan y el vino será el vino.

Y un día tejerás las paces con tu sombra

y beberán la luz que los hace divinos

te cantarán los pajáros la canción de tu alma

y volverás a tener la tierna edad del niño.

Sólo entonces infante impoluto inocente 

podrás subir al cielo y seguir tu camino.


       - Pero... totalmente solo?...

se parece a un castigo.

Por todos mis pecados mi desamor 

mis equívocos me condenan 

sin vueltas a soledad perpetua?


- No no no, nada de eso, al contrario es un premio

(ellos saben también lo duro que te ha sido), 

un postrero presente para que estés más contigo...

 ... Y además otra cosa...

allá el ishokuju está garantizado

techo comida abrigo..., 

(de vez en cuando un vino). 

Y jamás estarás definitivamente solo 

tus ángeles, los de siempre, estaremos contigo...


... ahh casi se me olvidaba, 

podrás llevarte algo -o alguien-

a tu nuevo destino.


- Como así llevarme algo?...


- Así 

lo que más quieras

que sé yo, un amigo

un bicho una canción tu planta preferida 

no sé, tal vez un libro 

(electrónicos no, no hay electricidad)

puede ser una estrella o algún astro sin brillo

tal vez un instrumento, tu guitarra una armónica

un recuerdo imborrable una foto imperdible

que tal un amuleto?... una pelota, una bici?

o una cruz, un anillo 

la vecinita de enfrente (si preferís, un vecino) 

quizás un astrolabio un maestro una bruja

algún chef de cocina? ... una cantante de ópera?

pedime lo que quieras que yo te lo consigo 

pero es una unidad, tan sólo un elegido. 


- Ahá una unidad, 

tan sólo un elegido...


Si por acaso ese último de todos mis exilios

fuese la etapa final de mi terrenal destino 

y pudiese aquel angel atender mi pedido

entre todo lo que hay vagando por el cosmos

entre tantas galaxias estrellas planetoides

tanto invento de nada de lo inmenso a lo ínfimo

tanto rostro paisajes vientos mares caminos

amaneceres luciérnagas la sonrisa de un niño

la música más música que suena en mis oídos 

el abrazo querido de algún hermano mío

la más dulce promesa el más tierno delirio

entre todo del todo de todos de los todos

te elegiria a ti

para que vengas conmigo.


Para poder amarte con mi amor peregrino

como el amor se entrega sin condiçiones puro  

el amor que ama Dios y que yo lo hago mío

eterno e infinito total definitivo

y recordarte así que eres un ángel-niño

y verte reir libre como nunca has reído

correr por una playa zambullirte en un río

cabalgar en las nubes descender por la lluvia

de unos cielos azules tornasoles y límpidos.


Sí, te elegiria a ti

para que vengas conmigo.

Para verte feliz de tanto ser amada

y más feliz aún amándote a ti mismo

y saber que el desvío de estos años mezquinos

fue apenas un equívoco

porque hay una esencia más allá del olvido

somos polvo de estrellas 

es lo que siempre fuimos. 


Y así ver cada día como voy retornando

al costado más tierno de mi alma de diamante

a tus sueños más sueños a tu lado más íntimo

a mi macho a mi hembra

a la huella extraviada de tu origen divino

mientras retorno a mí, a mi estelar destino 

para cruzar el cosmos unidos, hechos uno

y así del otro lado seguir nuestro camino

mariposa de luz alma ciega amor mío.  


Si en el castigo premial de mi último exilio

me concedieran la gracia de un último pedido

no pediría el cielo ni el vellocino de oro

te elegiría a ti

espejo de mi niño.   

  • Share:

Isso também pode interessar você

0 comments